<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1197433923751349&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Todo lo que debes de evitar en un viaje de negocios al extranjero

10 de mayo, 2016 | Por Alfredo Bernacchi

¿Te gustaría recibir actualizaciones de nuestros artículos en tu correo?

todo-lo-que-debes-de-evitar-en-un-viaje-de-negocios-al-extranjero

Planear bien tu viaje de negocios al extranjero no solo lo hará más seguro para ti sino también más productivo para tu empresa. 

Ir al exterior requiere más esfuerzo que un viaje nacional, porque debes tomar en cuenta factores culturales que podrían arruinarlo.

Te comparto una lista de lo que debes evitar para que sea exitoso:

1. Tener un itinerario inflexible

Una agenda bien programada debe reflejar lo que tu empresa espera lograr con tu viaje ejecutivo. Piensa en tus objetivos y prioridades.

Por ejemplo, haz y confirma con mucha antelación dos o tres citas espaciadas cómodamente durante todo el día. Esto será más productivo y agradable que un programa lleno de compromisos que te obligue a salir corriendo de una reunión para alcanzar a llegar a la siguiente.

Tu horario debe ser lo suficientemente flexible para dar cabida a problemas inesperados como retrasos en el transporte y a oportunidades tales como una invitación a comer no planificada.

2. No informarte sobre la cultura local

Invierte algo de tiempo en aprender acerca de la historia, la cultura y las costumbres de los países que visitarás.

Asiste a seminarios o talleres de formación intercultural y lee libros acerca del país en cuestión.

Ponte al día de las diferencias en el estilo de hacer negocios en el extranjero, las actitudes acerca de la puntualidad, las costumbres en cuanto a los obsequios, el uso y pronunciación adecuada de los nombres y títulos.

Debes comprender las jerarquías de rango y saber quiénes son los que toman las decisiones en la realización del negocio.

Los japoneses, por ejemplo, consideran de mala educación llegar tarde a una reunión de negocios, pero lo ven aceptable en una ocasión social. En los países latinos, llegar tarde a una reunión de negocios es más tolerable. En Medio Oriente es común participar en una pequeña charla antes de entrar en temas de negocios.

En todo el mundo, la dinámica es diferente, por eso es bueno conocerla con anterioridad.

3. Pasar por alto las prácticas de protocolo y de etiqueta

Estudia el protocolo general y la etiqueta del país o países que estés visitando.

Debes comprender por adelantado cómo saludar a tus homólogos, de esta forma gestionar las citas será más útil y fácil.

También tienes que entender como es el proceso normal de días laborales y los horarios de oficina. En Medio Oriente, por ejemplo, la semana laboral es de sábado a jueves. No es raro que en muchos países el horario para comer sea de dos a cuatro horas.

Además, es conveniente que sepas cómo son los calendarios de vacaciones en el extranjero, los modales de negocios, las costumbres religiosas, los hábitos alimentarios, el humor y la etiqueta al vestir.

4. No entender el idioma local

Los socios de negocios apreciarán cualquier intento sincero. Estudiar el idioma o contratar a un traductor, especialmente si las personas no hablan inglés, es una forma amable de trabajar.

Los colegios y las universidades ofrecen diferentes métodos para aprender un idioma. Hay otras opciones como las clases de idiomas en audio y aplicaciones. Busca a alguien que conozca el idioma y que puede ayudarte a aprender por medio de conversaciones.

Acude a ese viaje lo mejor preparado posible. No solo te facilitará la interacción de negocios, sino que tus anfitriones también apreciarán el esfuerzo y lo tomarán como un gesto amable y de buena voluntad.

Compartir
Recibe más ayuda de parte de nuestros expertos

Recibe más ayuda de parte de nuestros expertos

Categorías

Artículos Destacados