<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1197433923751349&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Retos al alinear la estrategia de recursos humanos con la empresarial

09 de mayo, 2017 | Por Equipo Edenred

¿Te gustaría recibir actualizaciones de nuestros artículos en tu correo?

Estrutura de manera de hombre caminando sobre un puente

Los objetivos de la gestión de recursos humanos debe alinearse con la estrategia de la empresa para contratar el nivel de talento necesario.

Si el activo más importante de una empresa son sus empleados, entonces ¿por qué su gerente de personal no participa en la planeación estratégica a mediano y corto plazo?

El papel fundamental de RRHH

De una óptima estrategia de recursos humanos depende que la organización cuente con el personal suficiente y con las habilidades requeridas para que cumpla sus metas.

Asimismo, de una buena administración de la nómina depende que se puedan crear paquetes salariales y de beneficios atractivos que atraigan al mejor talento sin afectar el flujo de efectivo de la empresa.

A través de estas funciones, el área de recursos humanos puede facilitar el logro de las metas de desarrollo o crecimiento que la organización se haya planteado, por lo cual su participación en la planeación de la estrategia general cobra mayor valor.

Integración estratégica

Cuando existe esa integración de todos los departamentos en la planeación, también se consigue armonizar una cultura organizacional encaminada a un propósito común y que mantenga una sintonía que favorezca la colaboración y la productividad.

Contar con personal poco calificado para ciertas tareas produce empleados frustrados y metas no alcanzadas. Si, por el contrario, se busca al talento correcto para las funciones correctas, el personal se mostrará más creativo e innovador.

Factores clave

Las tendencias de recursos humanos más recientes indican que para lograr esa alineación de estrategias, un gerente de recursos humanos debe basar su gestión en tres factores clave:

  • Pensamiento de diseño (o "design thinking"), que le permita ajustar los procesos y la asignación de funciones para maximizar el rendimiento del personal con que se cuenta.
  • Analítica del talento, al hacer uso de las herramientas tecnológicas actuales para recolectar datos y extraer información de valor para la toma de decisiones respecto de la productividad y la gestión del personal.
  • Economía conductual, que no es más que favorecer un buen ambiente laboral que mejore la motivación y la creatividad.

Derribar barreras generacionales

El área de recursos humanos también debe fomentar la actualización tecnológica del personal veterano, al tiempo que crea una cultura organizacional que sea atractiva para las nuevas generaciones de empleados.

En ambos casos, la capacitación juega un papel esencial, puesto que los empleados de mayor edad requieren conocimientos nuevos, mientras que los jóvenes andan en busca de empresas que les den oportunidades de desarrollo y crecimiento profesional.

Encaminar a ambas generaciones en pos de un propósito común será más fácil cuando se logre conjuntar la misión y los valores de la organización con los intereses de los empleados, los cuales comparten la necesidad de equilibrar su vida laboral y personal.

El uso de las nuevas tecnologías que facilitan el trabajo colaborativo y a distancia encaja en esta nueva forma de gestionar el talento en que la flexibilidad de horarios y el trabajo en equipo son esenciales.

El manejo de personal no es solo cuestión de reclutamiento y manejo de nómina.

De la buena comunicación entre la gerencia general y el área de recursos humanos depende que la empresa cuente con el personal que necesita cuando lo necesita, y que además se pueda atraer y retener al mejor talento.

Compartir
Recibe más ayuda de parte de nuestros expertos

Recibe más ayuda de parte de nuestros expertos

Categorías

Artículos Destacados