<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1197433923751349&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Noticias de transporte: cómo impacta la importación de combustibles

15 de julio, 2016 | Por Francisco Salazar

¿Te gustaría recibir actualizaciones de nuestros artículos en tu correo?

Manguera de gasolina, derramando combustible

A partir del 1º de abril, cuando se abrió en México el mercado energético, la Secretaría de Energía (Sener) empezó a otorgar permisos de importación de gasolina y combustible diesel al sector privado.

En el primer mes de la apertura, se aprobaron 40 solicitudes para importar gasolinas y 56 para importar diesel, todo como parte de una medida que pretende promover las inversiones e instaurar una mayor competencia en el sector.

El beneficio es que ahora las estaciones de combustible no tienen que ser obligatoriamente distribuidoras de Pemex y que cualquier permisionario puede importar el suministro que quiera, de dónde lo desee.

Las preocupaciones

A algunos actores del mercado gasolinero les preocupa la insuficiencia de camiones cisterna, ductos y barcos para poder movilizar el producto, por lo que las primeras inversiones se dieron en la construcción de infraestructura de almacenamiento y transporte.

Asimismo, una preocupación persistente ha sido la calidad de los combustibles importados.

Para acallar estas inquietudes, la Sener ha impuesto un mecanismo de control que garantiza que cada lote importado cuente con informes de laboratorios respaldados por acreditaciones internacionales y registrados ante la Secretaría de Economía.

Una vez verificado que las importaciones cumplen con los estándares de calidad, se envía la autorización a las aduanas para que permitan el ingreso de los combustibles al país.

También existe la preocupación de cómo utilizar la infraestructura de Pemex, la cual requiere de grandes inversiones para su mantenimiento y mejora.

Interés de grandes productores

Por su parte, las grandes empresas refinadoras internacionales se han mostrado muy entusiasmadas por entrar al mercado mexicano, aun cuando, en principio, no lo pueden hacer con sus propias marcas.

Como un primer paso, grandes productoras petroleras como Chevron, Exxon Mobil y Texaco han entablado pláticas de negocios con los representantes de los gasolineros en México, y algunas ya se reportan como proveedoras de los combustibles extranjeros que han empezado a entrar en el país.

Sin embargo, estas primeras importaciones no han hecho mella en los precios de las gasolinas y el diesel en México, pues estos siguen siendo regulados por la Secretaría de Hacienda.

Se prevé que durante el año, oscilen entre los 13.16 y los 13.98 pesos por litro, aunque el producto de importación cueste solo 7.50 pesos por litro. La próxima referencia de precio está pautada para el último día del año próximo.

Para que no estés totalmente a merced de las variaciones de los mercados y las decisiones económicas nacionales, es importante que estés informado de las noticias de transporte y mantengas un estricto control del consumo de combustible de tus vehículos.

Para ello, aprovecha las funcionalidades de un sistema eficiente de control de flotillas como Ticket Car, de Edenred, el cual te ayuda a simplificar la administración del gasto de combustibles.

Compartir
Recibe más ayuda de parte de nuestros expertos

Recibe más ayuda de parte de nuestros expertos

Categorías

Artículos Destacados