<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1197433923751349&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

3 sabios consejos para ser inspiración para tus empleados

08 de marzo, 2016 | Por Ticket Despensas

¿Te gustaría recibir actualizaciones de nuestros artículos en tu correo?

Jefe inspirador con sonrisa

¿Quién no quisiera ser una verdadera fuente de referencia dentro de su propio negocio?

Aquí están tres consejos de Richard Branson, el CEO de Virgin, considerado uno de los emprendedores más populares del mundo, que te servirán de ayuda.

Estos consejos sobre administración de recursos humanos, más enfocados en optimizar la gestión del talento, hacen parte de su último audiolibro: Business Stripped Bare: Adventures of a Global Entrepreneur

1. Es tu trabajo... házlo

El primer componente de inspirar a los demás es darte cuenta de hacer tu parte del trabajo, que además de tu trabajo es tu responsabilidad.

Al igual que cualquier otra responsabilidad laboral, no importa si estás teniendo un mal día, aún tienes que terminar tu labor. ¿Tienes problemas en casa? ¿Y qué? No importa. Déjalos en la puerta y busca inspirar a tus compañeros.

¿Tuviste una dura noche? Déjala en la puerta de tu negocio e inspira a quienes trabajan contigo.

El primer paso en la inspiración de tu fuerza de trabajo es el más crítico, por tanto, debes reconocer parte de tu trabajo y la realización de ese trabajo, independientemente de lo que esté sucediendo en tu vida.

2. Algo deseable

Nadie se inspira para llegar a la mediocridad.

Las personas se inspiran para alcanzar objetivos mayores de lo que creían posible.

En la escuela se estudia para conseguir las mejores notas. Así que en los negocios hay que recordar esta norma sencilla: la gente se inspiran a una meta o a un desafío, algo que estén pensado que es posible y por tanto hay que empujarlos para llegar.

Sin un objetivo, no hay nada que aspirar, nada que inspire alcanzar.

Así que para inspirar realmente a tu fuerza de trabajo, debes establecer metas superiores a tu fuerza de trabajo y hacerles pensar que es posible. 

3. Habilitación positiva

El poder de la positividad no puede ser subestimado. La negatividad genera negatividad. La positividad engendra positividad.

Hay que tratar de trabajar siempre alejando todo tipo de negatividad y hacer de todo para que se fomente la positividad y la realización en el trabajo.

Tener la mente positiva es la forma de que el negocio esté en la mejor posición.

Ese pensamiento tendrá un impacto directo en el éxito del negocio y hasta tus empleados se sentirán mejor.

Así, inspirando tu fuerza de trabajo cada día crecerá la empresa de la mejor manera.

No dejes de dar ejemplo que siempre tú serás un facto de cambio tanto para lo bueno, como para lo malo.

Compartir
Recibe más ayuda de parte de nuestros expertos

Recibe más ayuda de parte de nuestros expertos

Categorías

Artículos Destacados