Llevar un control de gasolina y kilometraje se traduce en menores costos de operación y mayor rentabilidad.

Establecer una política de kilometraje es una medida útil en la administración de flotillas para gestionar mejor el presupuesto destinado a la compra de combustible.

Considera que, en los gastos de kilometraje, influyen más factores que el consumo de combustible, aun cuando este represente el 60 por ciento de ese concepto.

¿Qué incluye una política de kilometraje?

Como parte de los gastos que deben hacer tus empleados durante sus desplazamientos, en cumplimiento de sus funciones, además de la gasolina y el diésel, también se incluyen:

  • El deterioro de las partes de las unidades.
  • Las descomposturas de los vehículos.
  • El desgaste de las llantas.
  • El consumo y cambio del aceite y otros líquidos.
  • Los servicios de mantenimiento.
  • Los costos del financiamiento pata la adquisición de nuevos vehículos.
  • Las verificaciones anticontaminantes.
  • El pago de derechos de circulación.
  • Los seguros.

¿Por qué imponer un control?

Cuando asignas un vehículo a un empleado para que desempeñe su trabajo es necesario que implementes un sistema de control no solo para verificar que le dé un buen uso al mismo, sino también para optimizar los costos de operación.

Si buscas cómo ahorrar gasolina, debes saber que las distancias recorridas no es lo único que importa.

Es necesario optimizar rutas, mejorar el estilo de conducción de los operadores y mantener en buen estado mecánico las unidades.

Para controlar mejor el kilometraje recorrido por tus empleados, sigue estos consejos:

  1. Define en qué consiste tu política de kilometraje y qué gastos vas a controlar.
  2. Asigna un monto de gasto de transporte a cada empleado de acuerdo a sus funciones.
  3. Otorga a cada empleado un medio de pago de combustible para que puedas gestionar mejor tus presupuestos.
  4. Reúne y comprueba la documentación comprobatoria adecuada y archívala debidamente.
  5. Aprovecha la tecnología para recabar datos y elaborar reportes que después puedas analizar.

¿Cuáles son las soluciones disponibles?

El control de la flota se facilita con la implementación de herramientas tecnológicas que ayudan a dar seguimiento a cómo se usa cada vehículo, por dónde circula, cuándo le toca un servicio de mantenimiento y cuánto combustible está consumiendo.

Otra solución es el uso de monederos electrónicos para la carga de gasolina y diésel, como Ticket Car® de Edenred.

Entre las ventajas de esta tarjeta de servicio están:

  • Permite llevar un registro de las compras de gasolina y el kilometraje recorrido.
  • Agiliza el trámite de comprobación y deducibilidad fiscal.
  • Verifica que tus vehículos estén presenten en la estación de servicio al momento de cargar el combustible.
  • Facilita asignar presupuestos y aprobar saldos adicionales cuando sea necesario.
  • Valida el rendimiento del combustible por unidad.

Qué tipo de tecnología utilices para gestionar tu flotilla dependerá de cuán grande sea esta y qué uso se dé a los vehículos, pero lo que no puedes pasar por alto es que, así se trate de una sola unidad, debes asegurarte de que el presupuesto para gasolina esté bien administrado.

Aumenta la rentabilidad de tu empresa controlando los gastos de transporte y tramitando la deducibilidad aplicable. Ahora es mucho más fácil con tarjetas de gasolina como Ticket Car® y los avanzados sistemas de gestión de flotillas.

Secretos de los líderes para administración de flotillas