Los vales de despensa son una prestación muy útil para tus empleados y con beneficios fiscales para tu empresa.

Como parte del paquete de prestaciones a empleados, las empresas recurren a los vales de despensa, también llamados monederos electrónicos, como una forma de apoyar el bienestar de las familias de sus trabajadores y, a la vez, beneficiarse fiscalmente con la deducibilidad parcial de los mismos.

Los empleados también reciben un beneficio pues, si la empresa les descuenta un 10 por ciento de su salario por concepto de impuestos, los monederos electrónicos son una manera de regresarles parte del monto descontado para que le den un uso específico.

¿Cómo usarlos?

Si tus empleados te preguntan "¿qué puedo comprar con los vales de despensa?", es útil que les transmitas la información que claramente especifica el SAT en su sitio web.

Ésta especifica que, tratándose de un beneficio en especie con el que se busca mejorar la calidad de vida de los empleados y sus familiares, los vales de despensa pueden ser utilizados en tiendas de autoservicio y comercios nacionales para la adquisición de una diversidad de artículos, desde abarrotes hasta útiles escolares.

Sin embargo, señala que su uso excluye específicamente las bebidas alcohólicas, los cigarrillos y los consumos en restaurantes, así como el canje del saldo por dinero en efectivo.

¿Cómo se beneficia la empresa?

Para tu organización, la ventaja es doble pues los vales de despensa representan un incentivo para tus empleados que se refleja, indirectamente, en un aumento salarial, y también se beneficia pues puede otorgarlos dentro de los límites del salario diario integrado para que no repercuta en las cuotas obrero-patronales y deducirlos parcialmente de impuestos.

Sin embargo, el SAT aclara que para poder brindar esta prestación a los trabajadores, las empresas deben cumplir con ciertos requisitos:

  • Ofrecerla mediante monederos electrónicos expedidos por empresas autorizadas para ese fin por las autoridades hacendarias.
  • Tener a mano la factura expedida por este concepto por la empresa emisora de los vales electrónicos.
  • Asentarlos debidamente en sus registros contables para poder hacer la deducción.
  • Si el personal no es sindicalizado, el monto que se otorgue en monederos electrónicos no debe exceder 10 veces el salario mínimo general en la zona geográfica donde se ubique el trabajador.

Consulta en el sitio web del SAT la lista de los proveedores de monederos electrónicos autorizados, como Ticket Despensa® de Edenred, y los beneficios que te ofrecen.

Con esta solución de Edenred, cuentas además con la seguridad de que las tarjetas electrónicas no pueden ser clonadas, pueden hacer uso de una plataforma para la asignación de saldos y la automatización simplifica los trámites administrativos y fiscales.

Aprovecha las ventajas de esta útil herramienta y ten a tus empleados felices con una prestación directamente encaminada a mejorar el bienestar de sus familias. 

¡Descarga nuestro eBook!