Buscar el ahorro en llantas no significa correr riesgos de seguridad, sino hacer un análisis de costo-beneficio para comprar las que convienen a tu flota.

En la administración de flotas se deben considerar muchos factores para mantener bajo control los gastos de operación:

  • Productividad de los operadores.
  • Mantenimiento y desgaste de las unidades.
  • Estilo de conducción y riesgos de seguridad.
  • Control en el consumo de combustible.
  • Diseño y gestión de rutas.

En todos ellos hay un elemento que interviene y no debe pasarse por alto: la adquisición y mantenimiento de las llantas de las unidades.

En una buena selección de neumáticos se involucra el tipo de tecnología y el uso que se les dé (alta o baja resistencia).

Tanto los tiempos de entrega, la seguridad de los conductores, el gasto de combustible y el maltrato de los sistemas de suspensión de los vehículos dependen del tipo de llanta.

Usar el modelo correcto para cada unidad, considerar la carga que llevará y el terreno donde se desplazará, son factores que influyen en el desgaste y durabilidad de los neumáticos.

Recuerda también otros aspectos del mantenimiento de flotas, como verificar que las llantas siempre estén en el nivel de inflado correcto y rotarlas periódicamente.

Son tantos los tipos de neumáticos en el mercado que hacer una investigación previa sobre cuáles conviene comprar, de acuerdo a la operación de tus unidades, es un primer paso para ahorrar en costos operativos e impulsar la rentabilidad de tu empresa.

Te presentamos un estudio comparativo de costos por tipo de neumático; a ver qué te parece... 

22_agosto_infografia_ahorro_en_llantas.jpg

Secretos de los líderes para administración de flotillas