Google y redes sociales como Facebook, Twitter y Linkedin son quienes hoy imponen la agenda de discusión online.

Sin importar la época del año en que nos encontremos, una de las dudas más importantes en materia impositiva para empresarios y empleados siempre suele estar relacionada con las deducciones de gastos en impuestos.

En las redes sociales de Edenred (de hecho el tema ha sido “trend topic” varias veces en Twitter) suelen consultar mucho acerca de la deducibilidad de los vales de despensa otorgados por los patrones a sus trabajadores. 

Esas discusiones van también ligadas a preguntas: ¿cómo puedo ahorrar y optimizar gastos de nómina? o ¿cómo puedo generar lealtad y motivación de los trabajadores?

En México ya cada vez hay menos personas que no sepan qué son los vales de despensa. Este tipo de prestación es muy valiosa para los empleados, los cuales han beneficiado no sólo a este sino al resto de su familia.

Claramente, ya es parte de una prestación laboral al trabajador como un incentivo más a su salario.

En este sentido, al ser un pago a los trabajadores en concepto de incentivo, este gasto tiende a ser deducible. Por esta razón, es importante mirar lo que indica la nueva ley del ISR donde se contemplan algunos cambios en su modalidad y deducibilidad.

En una de las más polémicas decisiones fiscales de los últimos años, el Congreso de la Unión determinó, desde el 2013,  la deducibilidad de las prestaciones sociales que otorgan las empresas a sus trabajadores pasará del 100% a sólo 47% a partir de 2014.

Esta situación, según advirtió la mayoría de los expertos en derecho tributario y economía, puso en riesgo a miles de fuentes de trabajo y mermó el poder adquisitivo del sector formal de la economía,

Antes de la reforma fiscal las compañías deducían el 100% de las prestaciones sociales adicionales al salario - que involucran apoyos como el otorgamiento de seguro de gastos médicos mayores, tarjeta de vales de despensa, vales de gasolina y fondo de ahorro, entre otros.

El límite de deducibilidad provocó que algunos trabajadores registraran una merma importante sobre el salario que percibían, debido a que sus prestaciones fueron menores. Aunque, hay que aclararlo, esto también puede estar reñido con la ley.

El abogado Bernardo Martínez y el fiscalista Gabriel Pizá, con amplia experiencia, coincidieron en que la regla general para muchas empresas es no tocar las prestaciones, para evitar conflictos con sus empleados.

En el mejor de los escenarios, estiman los especialistas, las compañías están tratando de negociar con su sindicato para disminuir algunas prestaciones, pero reducirlas parece ser un camino espinoso.

El rector del Colegio Jurista, Jorge Manrique, aportó la visión desde una perspectiva del derecho laboral: la prestación se encuentra establecida en un contrato, que es un acuerdo de voluntades entre ambas partes; el patrón no puede decir: antes la tenías y ahora la quito por la Reforma Fiscal.

Hacer cambios en las prestaciones fuera de ley sólo es viable si en el contrato de trabajo se estableció una cláusula que indique que el documento puede tener modificaciones de acuerdo a nuevas disposiciones fiscales.

Rocío del Pilar Sánchez, la especialista en Economía de la Universidad del Valle de México, alertó sobre una situación irregular que está ocurriendo: algunas empresas optan por generar contrataciones informales o temporales de entre tres y cuatro meses para evitar el impacto de la reforma.

En el sitio web “Los Impuestos” se hacen la siguiente pregunta: ¿Cuándo son deducibles los Vales de Despensa? Y la respuesta técnica más breve es la siguiente:

Los pagos dados a los trabajadores en concepto de beneficios tendrán que ser efectuados a través de tarjeta (monedero electrónico) para poder ser deducibles para el patrón. Si esto ocurre, el monto deducible será únicamente en un 47% en ISR durante 2014 (anteriormente, en 2013, se permitía deducir un 53%).

Lo interesante es que el vale en papel no desaparece en absoluto, pero ahora aunque tendrán una vigencia y la misma aceptación, la deducibilidad en ISR será de un 0%; sin embargo, impuestos como IMSS, SAR e INFONAVIT, así como prestaciones laborales e ISN seguirán siendo exentos.

¿Te interesa una cotización para Ticket Vale Despensas? Solicítala dando click aquí.

Optimización de recursos humanos