Si tu empresa de transporte ha tomado la decisión de adquirir una nueva unidad y busca una que le represente un verdadero ahorro de gasolina, es importante considerar varios factores.


El ahorro de la empresa debe incluir desde el análisis del plan de financiamiento que ofrece la concesionaria hasta la decisión de cómo llevar el control de combustible.

Los planes de financiamiento varían entre los de cero por ciento de enganche con mensualidades más altas hasta los de enganche elevado y plazos cortos sin intereses, pasando por una diversidad de créditos con diferentes montos de enganche y plazos variables.

Checa precios de lista

Los expertos recomiendan que el primer paso es conocer el precio de lista de la unidad, pues a partir de éste se arman los paquetes de financiamiento que pueden convenir o no a la empresa.

Ahora bien, una vez hechas las aproximaciones del enganche o de las mensualidades que deberá cubrir la empresa, es importante calcular otros factores como la gasolina de la unidad, verificación, seguro, GPS, placas, depreciación, y mantenimiento por kilometraje o uso. 

Definir los gastos es clave

Muchos empresarios o gerentes generalmente omiten contemplar los gastos que se registran después de la compra de la unidad.

Es por eso, que desde el momento mismo en que quedan establecidos los montos a desembolsar para la adquisición de la nueva unidad, deben estar ya definidas las reglas de cómo reducir el consumo de gasolina y los gastos paralelos, a fin de que no se sobrepase el presupuesto predefinido.

Comodidad y lujo engañosos

Una unidad de carga con aire acondicionado o con un motor más potente, pueden ser los criterios en los que se basa la desición de compra, pero al final se terminará pagando más con dicho agregado, ya que puede consumir mucho más combustible que un vehículo austero.

Por ello, es importante saber cuál va a ser el monto máximo que se tiene la capacidad de pagar, a fin de evitar incurrir en una suspensión de pagos o, peor aún, afectar a las demás áreas por los elevados costos extra que representa el vehículo nuevo.

El complemento de la compra

Afortunadamente existen varios sistemas de control de gastos de gasolina para las unidades nuevas o usadas. El sistema Ticket Car® de Edenred es uno de ellos y llega a representar grandes ahorros para las empresas.

Su sistema a través de vales de gasolina controla y ahorra hasta 30% del gasto en combustible, gracias a que simplifica, deduce y logra el máximo control del gasto, dando seguridad a la empresa.

Beneficios desde el primer mes

Además, este estricto control de gastos que incluye calcular gasto de gasolina ayuda a optimizar presupuestos de los negocios desde el primer mes de uso.

Y volviendo al caso de la adquisición de una unidad nueva, un control eficiente de todos los costos que le rodean, se pueden traducir en grandes beneficios, como el hacer pagos adelantados a fin de salir más rápido de la deuda.

Comprar un nuevo vehículo traerá nuevos beneficios para tu empresa, pero mientras más rápido termines de pagarlo –y controles sus gastos alrededor de él- los beneficios y ahorros los verás más pronto de lo que esperas. 

¡Ve nuestra video cápsula!